URGENTES
Home / sociedad / Futuro marino sanrafaelino viaja por Argentina

Futuro marino sanrafaelino viaja por Argentina

Daniel Alejandro Aguilar es guardiamarina en comisión de la Escuela Naval Militar y junto a sus 57 compañeros de promoción visitó en febrero varias provincias del país en el marco del programa de estudios Conocer para Defender, antes de emprender el tradicional Viaje de Instrucción a bordo de la fragata ARA “Libertad”.

El objetivo del programa de estudios es acrecentar el conocimiento sobre la geografía y los recursos naturales de las zonas visitadas y compartir con los habitantes de cada provincia sus vivencias, usos y costumbres característicos a través del intercambio de experiencias.

Este es el segundo año consecutivo que se desarrolla Conocer para Defender, programa impulsado por la presidencia de la Nación y organizado por el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina.

Daniel Alejandro Aguilar es un joven mendocino de 25 años que ingresó a la Armada Argentina en el 2009 y siempre observó la carrera militar como un buen objetivo de vida y de valores, entre los que destaca, el respeto, el honor y el valor. “Aunque suena un poco a película, es así; cuando supe que estaba la carrera de administración dentro de la Armada no lo dudé y quise ser contador de la Fuerza”, introdujo Daniel Aguilar.

De pequeño prestaba atención al uniforme de su padre Roberto, quien es Policía Federal y le transmitía diariamente el orgullo de servir a la Patria. “Elegí el ámbito naval porque me gusta estar en movimiento, hacer cosas nuevas y el desafío constante; la responsabilidad y la aventura presentes en la carrera me incentivan”, contó el sanrafaelino.

Hoy, Daniel y sus compañeros se encuentran en Bariloche, Río Negro finalizando el viaje de estudios por el interior del país que comenzó el 3 de febrero. La comitiva de 58 guardiamarinas recorrió provincias del centro, noreste y noroeste argentino: Mendoza, la provincia natal de Aguilar, fue la primera del itinerario, la que visitaron entre el 4 y el 9 de febrero.

Luego visitaron San Juan, del 9 al 13 de febrero; Tucumán hasta el 19 de febrero; Salta y Jujuy del 19 al 25; Misiones hasta el 28 y Entre Ríos los primeros días de marzo. En los lugares visitados se alojaron en dependencias de las Fuerzas Armadas.
La fase sur del viaje de estudios es la que los futuros marinos transitan actualmente en Río Negro. Mañana 8 de marzo emprenderán el regreso a la Escuela Naval Militar.

De la montaña al mar
Del escalafón Intendencia, luego de este viaje por Argentina y más tarde por el mundo, Aguilar se desempeñará como Contador en diferentes destinos de la Armada.
“Para una persona como yo, que viene de la montaña, la posibilidad de navegar es todo un descubrimiento casi inimaginable, ligada a la experiencia de conocer la costa atlántica argentina e incluso otros países. Eso me gusta mucho”, destacó.
Siendo parte del Equipo Representativo de Vela en la Escuela Naval, el sueño de navegar se concretó cuando en febrero del 2011 Daniel participó de la Regata Oceánica Buenos Aires – Río de Janeiro.
“Desde el primer año que ingresé a la Fuerza sentí el cambio entre la vida cotidiana y la naval; uno comienza a formarse con sus compañeros de promoción y nos convertimos en hermanos”, contó.
Ahora tiene la expectativa de viajar en la fragata ARA “Libertad”, “para implementar todo lo que uno aprende en la escuela y darse cuenta cuán preparado está para el día de mañana desarrollar esta carrera naval y hacer bien su papel en la Institución”, manifestó.
“La Armada, a nivel personal, es un estilo de vida donde uno puede desarrollarse profesionalmente y como persona”, destacó.
Daniel cursó sus estudios primarios en el distrito de Cerrito, en una escuela rural pública, y completó sus estudios secundarios en San Rafael, en el colegio San Antonio y Del Carmen.
Sus recuerdos de infancia están en el folcklore, “lo tengo incorporado desde chico, me ha dado muchos momentos gratos y la experiencia de pertenecer a un grupo donde participábamos de competencias en danzas tradicionales o malambo”, recordó.
Por eso, cuando Daniel se encuentra lejos de su hogar, lo que más extraña es a su familia y sus amigos de la infancia, con quienes guarda esa amistad hasta el próximo regreso a su querido San Rafael.
Todos sus familiares viven en la calle Blas Parera, su mamá Laura, su papá Roberto, sus hermanos Luis y Andrea y su abuela materna Lidia.
“Mi familia siempre me manifiesta su apoyo, noto que mamá se pone un poco triste cuando me voy pero siempre siento su sostén aunque esté lejos”, dijo.
Como todo marino, la nostalgia de su tierra acompaña a Daniel, al mismo tiempo que su vocación marinera se afianza.

Nota: Gaceta Marinera

Be Sociable, Share!

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias